La Musicoterapia y sus Beneficios

La musicoterapia es un recurso cada vez más utilizados por psicólogos, terapeutas y demás expertos  que permite aumentar o recuperar las funciones de un individuo generalmente psicológicas y emocionales aunque también físicas y sociales.

Se trata de una forma de terapia muy natural sin fármacos ni ningún tipo de efecto secundario. Tanto esto como la facilidad de uso y además el disfrute que puede proporcionar la convierten en una herramienta muy a tener en cuenta.

Por musicoterapia entendemos el uso de la música o diversos sonidos para realizar terapia en pacientes que generalmente sufren algún tipo de dolencia psicológica o emocional. Los usos más habituales hasta ahora se aplican al estrés, ansiedad, nervios, depresión o insomnio.

También es habitual encontrar terapias con música para facilitar la tarea en diversos ámbitos de trabajo ya sea con pacientes o con personas que estén realizando algún tipo de actividad.

Se ha comprobado que la música es un excelente apoyo que favorece a trabajar y prestar mayor atención a las tareas cognitivas que se realizan.

Incluso la musicoterapia aplicada a bebés ha demostrado su gran capacidad para conseguir diversos resultados cómo tranquilizarlos, activarlos, mejorar su estado de ánimo, etc. Todos estos detalles también son aplicables lógicamente a los adultos y a los mayores incluso a los animales.

Con personas con algún tipo de problema cognitivo como suelen ser las personas mayores o con pacientes que se encuentran en centros sanitarios o en hospitales tratando algún tipo de problema la música en forma de terapia ha demostrado ser una excelente aliada.

Sin lugar a dudas la música puede suponer una forma de terapia aunque no se sea consciente de este uso ni se haga de manera intencionada.

A todas estas posibilidades de uso hay que añadir qué la musicoterapia es muy barata y fácil de usar. Realmente cualquier persona puede ponerse a escuchar música por su cuenta y recibir muchos de estos beneficios.

Aunque también es cierto que hay que saber qué clase de música, con qué elementos (sonido, ritmo, armonía, melodía)  y de qué manera utilizar la música para conseguir unos resultados específicos.

Se han llevado a cabo estudios en pacientes de hospital donde se ha comprobado que la música ayuda a reducir la necesidad de usar analgésicos, ya que promueve la reducción del dolor.

A esto se suma que mediante la musicoterapia, los pacientes en la UCI se sienten más tranquilos, en un ambiente más cercano y familiar.  Sería interesante realizar estudios comparando estos resultados con las visitas de los familiares en un régimen de visitas de mayor libertad.

Y así mismo se podría combinar la presencia de familiares con la música para comprobar si los efectos se potencian aún más.

No cabe duda de que aunque se puede conocer más y realizar nuevos estudios y pruebas con las aplicaciones de la música en terapias, ya podemos disfrutar de sus ventajas en cualquier momento.